(+52) 55 8590 2947 (MÉXICO) • (+598) 2915 4520 (URUGUAY)     ENGLISH 
HOME    NEGOCIOS    NOTICIAS    NOSOTROS    NUESTROS CLIENTES    PRENSA    CONTACTO
27/06/2016
Elecciones en EU, ¿TLCAN en riesgo?
“Elecciones en EU, ¿TLCAN en riesgo?”

Donald Trump y Hillary Clinton son los candidatos más escépticos del TLCAN que podrían haber llegado a las urnas. ¿Cómo afecta esto a México?

Los principales candidatos que participarán en las elecciones presidenciales este otoño en Estados Unidos (EU) serán los más escépticos respecto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en lo que va del siglo. Además, una parte del electorado estadounidense se muestra receloso del libre comercio y podrían apoyar propuestas que impliquen la renegociación o incluso el retiro del tratado. Ante esta situación, ¿la existencia del TLCAN está en riesgo?

El candidato del Partido Republicano, Donald Trump no se ha guardado calificativos para describir el TLCAN como “uno de los peores tratados que el país ha hecho desde el punto de vista económico”, dijo en entrevista con CNN este mayo. Además, señaló su intención de retirar a EU del tratado, “ese acuerdo (el TLCAN) lo tendremos que renegociar o lo tendremos que romper”, dijo en una entrevista con el periodista estadounidense Scott Pelley, en septiembre del año pasado.

La candidata demócrata, Hillary Clinton, expresó durante un debate de precandidatos presidenciales en febrero, “el comercio debe ser recíproco. Hemos fallado al proveer la red de soporte que los trabajadores americanos necesitan para competir y ganar en la economía global”. Y aunque no se ha referido directamente al TLCAN, la candidata ha referido en entrevistas que el TLCAN generó ganadores, pero también perdedores y que no apoyará la implementación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

La razón de la visión en ambos candidatos presidenciales podría estar en el escepticismo con que el TLCAN es visto por una porción de la población norteamericana.

Un estudio anual realizada por Pew Research entre 1997 y 2009 sobre la percepción del libre comercio en EU encontró que entre 30% y 48% de los encuestados consideraban el tratado como algo negativo para el país.
Más recientemente, una encuesta de Selzer & Company de marzo, publicada por Bloomberg Politics encontró que 29% de los estadounidenses pensaban que el TLCAN había sido positivo para su país, mientras que 44% lo consideraba algo malo.

Este malestar del electorado tendría que ver con lo sucedido en 1993 cuando “después de la firma del tratado se dejó que los resultados económicos hablasen por sí mismos y no se consideró darle seguimiento. Así, los políticos usaron una y otra vez al tratado como una herramienta para diferenciarse, criticándolo y pidiendo su modificación”, dice John M. Weekes, asesor en la consultora canadiense Bennet Jones y jefe negociador del TLCAN por Canadá.

En el presente ciclo político, incluso el candidato republicano, partido tradicionalmente más afín al libre comercio, se ha mostrado adverso al libre comercio, “su hostilidad hacia México podría explicar su rechazo al TLCAN, que es quizá el lazo que con mayor fuerza une a Estados Unidos y a México”, dijo Sergio Gómez Lora, Director General de la consultora IQOM y consejero comercial en la oficina mexicana del TLCAN entre 1993 y 1994.

La victoria de cualquiera de los dos candidatos a la presidencia de EU podría implicar el replanteamiento del tratado, aunque un hipotético presidente Trump o una posible presidenta Clinton, quizá tendrán menos margen de maniobra del que alegan tener.

El as bajo la manga

En principio, no es sencillo salirse del TLCAN, pues el presidente tendría que imponer su visión en la política comercial de EU dentro del Poder Legislativo, “lobbies muy influyentes, como el manufacturero y de la agricultura, buscarían apoyo de los legisladores para evitar la modificación a los tratados comerciales”, señaló Gómez Lora.

Esto sucede porque, según el primer artículo de la Constitución de EU, el Poder Legislativo tiene el poder para regular el comercio con otras naciones extranjeras. Una hipotética renegociación del TLCAN requeriría la autorización legislativa para abrir dichas negociaciones, con todo el desgaste que esto representaría.

Pero si un nuevo presidente decidiera sacar a EU del TLCAN, lo podría hacer con un as bajo la manga. De acuerdo con el artículo 2205 del tratado, “una parte puede retirarse del Acuerdo seis meses después de haber presentado un aviso escrito de retiro antes de las otras partes”. Por ello un presidente podría sacar a EU del tratado sin solicitar autorización del Poder Legislativo ni a los otros miembros.

Quizá es uno de los flancos más débiles para la protección del acuerdo comercial; “este tipo de provisiones se insertan en los tratados comerciales como mera formalidad; nadie pensó que alguien querría hacerle valer”, recordó Weekes, quien participó en las negociaciones del TLCAN.

Dicho retiro no significaría una carta blanca para imponer tarifas arancelarias excesivas contra México, “EU es parte de la Organización Mundial de Comercio, que establece límites a los aranceles que puede imponer a otra nación; un límite superior aproximadamente 3%”, dijo Gómez Lora.

La aplicación de aranceles excesivos podría impulsar a la Secretaría de Economía para la imposición de medidas que van de la fijación de cuotas compensatorias e incrementos en aranceles, como los que hoy mantiene contra las importaciones de acero chino, y que son de 15%.
Una guerra comercial en última instancia que podría afectar toda la región.

El tratado invisible

Después de veinte años, el TLCAN se ha convertido en parte de la vida cotidiana y en buena medida se ha transformado en algo invisible, señaló Valeria Moy, directora del observatorio económico México Cómo Vamos, “el retiro de Estados Unidos del tratado podría crear afectaciones enormes, por decenas de miles de millones de dólares en ambos lados de la frontera”. A su vez Weekes dice que el tema del TLCAN después de su firma quedó a la deriva, aprovechada por los políticos, “se generó un vacío de información sobre el impacto negativo del TLCAN, que nunca se resolvió y que los políticos ahora usan para culparlo de problemas económicos del país”.

Este julio, tanto Hillary Clinton como Donald Trump, asumirán formalmente sus candidaturas. Entonces se verán si sus posiciones se mantienen de frente a la contienda formal o serán modificadas.
“Barack Obama fue crítico del TLCAN cuando era candidato a la presidencia de EU hace ocho años, pero ante la realidad de la presidencia, abandonó su posición crítica e incluso se convirtió en impulsor del TPP”, dice Weekes.

A quienquiera que gane la elección, le espera una sorpresa, dice Sergio Gómez Lora de IQOM, “se dará cuenta que en temas de política comercial, el presidente de los EU tiene mucho menos poder de lo que se imagina”. Un presidente Trump o una presidenta Clinton podrán desear cambiar el status quo, pero como dice la canción de The Eagles, “Hotel California”, You can check-out any time you like, but you can never leave!

Fuente: Peralta, Leonardo (27/06/2016) “Elecciones en EU, ¿TLCAN en riesgo?”. Sección: Negocios, MILENIO.

Web PAGE: http://www.milenio.com/negocios/ftmercados-donald_trump-hillary_clinton-elecciones_en_EU-TLCAN_0_763123792.html
MAPA DE SITIO HOME
Noticias Recientes
Acceso a clientes
NOTICIAS PRODUCTOS
Suscripciones
Servicios
NOSOTROS
Empresa
Socios Fundadores
NUESTROS CLIENTES PRENSA CONTACTO
Oficinas
Forma de contacto
Aviso de Privacidad  |  © Todos los Derechos Reservados   |  IQOM Inteligencia Comercial, S.A. DE C.V.  |  Prohibida su reproduccion parcial o total  |  info@iqom.com.mx