(+52) 55 8590 2947 (MÉXICO)     ENGLISH 
HOME    NEGOCIOS    NOTICIAS    NOSOTROS    NUESTROS CLIENTES    PRENSA    CONTACTO
29/03/2017
Inicia Reino Unido proceso formal para retirarse de la Unión Europea
"Inicia Reino Unido proceso formal para retirarse de la Unión Europea"

El 29 de marzo de 2017 la Primera Ministra del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Theresa May, envió al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la notificación formal de retirar al Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La decisión del Reino Unido de retirarse de la Unión Europea es resultado del referéndum llevado a cabo el 23 de junio de 2016 con objeto de determinar si esta nación continuaría siendo miembro del bloque. El referendum favoreció la salida de dicha nación

Esta no es la primera ocasión que este país convoca un referéndum para decidir su permanencia en la UE. En 1975 se llevó a cabo una votación al respecto. En aquella fecha, la población decidió permanecer en el bloque. El Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte es miembro de la Unión Europea (entonces Comunidad Europea) desde 1973, cuando se adhirió al bloque junto con Dinamarca e Irlanda.

La notificación del Gobierno del Reino Unido al Consejo Europeo da cumplimiento a lo previsto en el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, también conocido como Tratado de Lisboa. Con la entrega de este documento se inicia el proceso formal para el retiro del Reino Unido del Bloque. La notificación contiene los siguientes elementos:

1. Proceso en el Reino Unido:

Las autoridades del Reino Unido presentarán una propuesta legislativa con objeto de abrogar la Ley Parlamentaria de las Comunidades Europeas de 1972—the European Communities Act 1972— que implementa la legislación de la Unión Europea en la nación. Esta legislación transformará la legislación de la Unión Europea existente “Aquis Comunitario” en legislación doméstica. Ello dará certeza a los ciudadanos del Reino Unido así como a los de la Unión Europea que realizan negocios en la nación. En este sentido, las autoridades consultarán el diseño y la implementación de esta legislación y publicarán un “White Paper” el día de mañana.

Adicionalmente, la notificación menciona que las autoridades tienen intención de implementar diversa legislación para regular la salida del Reino Unido del bloque. Lo anterior, con objeto de asegurar la continuidad y certidumbre en la comunidad de negocios.

La notificación establece que las negociaciones para el retiro de la Unión Europea se realizarán tomando en cuenta los intereses específicos de cada una de las naciones que integran el Reino Unido. Al respecto, se consultará con Escocia, Gales e Irlanda del Norte sobre las facultades que, al retirarse del bloque europeo, deberán residir en el Reino Unido y aquéllas que serán devueltas a cada región.

2. Negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea:

De conformidad con el documento, el Reino Unido buscará una relación profunda y especial con la Unión Europea en términos comerciales y de seguridad. Sin embargo, en caso de dejar la Unión Europea sin un acuerdo comercial, la relación se regiría por la posición que, en ese momento, tendría el Reino Unido en la Organización Mundial del Comercio (OMC). En términos de seguridad, la falta de acuerdo entre las partes debilitaría la cooperación en la lucha contra el crimen y el terrorismo. Por lo anterior, las partes deberán trabajar arduamente para evitar dichos escenarios.

Adicionalmente, el gobierno del Reino Unido propone 7 principios con objeto de asegurar que el proceso de las discusiones sea lo más exitoso posible:

I. Dialogo constructivo y respetuoso en espíritu de cooperación. - Enfatiza que el Reino Unido no buscará la membresía del Mercado Común Europeo. Al respecto, su país entiende que las 4 libertades plasmadas en el mercado único son indivisibles. Como consecuencia, entienden la pérdida de poder de decisión sobre las reglas establecidas. Asimismo, reconocen que las empresas del Reino Unido deberán alinearse a las reglas de las instituciones a las que ya no pertenecen, de la misma manera que lo hacen con terceros países.
II. Se dará prioridad a la ciudadanía.- La toma de decisiones con objeto de definir los derechos de los ciudadanos de la Unión Europea en el Reino Unido, al igual que de los ciudadanos del Reino Unido en la Unión Europea, deberá constituir una prioridad.
III. Trabajar en la búsqueda de un acuerdo integral.- Se buscará una relación profunda y especial entre las partes en temas de seguridad y comerciales. Será prioridad lograr un acuerdo justo para los derechos y obligaciones del Reino Unido como miembro retirado de la UE.
IV. Evitar disrupciones y otorgar la mayor certidumbre posible.- Durante el periodo de transición, la población y las empresas del Reino Unido y la UE se beneficiarán de los periodos de implementación para una transición ordenada y fluida a los nuevos acuerdos.
V. Relación con la República de Irlanda.- Al ser Irlanda el único país de la UE que cuenta con una frontera física con el Reino Unido, se evitará a toda costa el regreso a una frontera rígida con esa nación, así como cualquier situación que ponga en peligro el proceso de paz en Irlanda del Norte.
VI. Iniciar negociaciones técnicas y políticas detalladas lo más pronto posible.- El Reino Unido propone la negociación ambiciosa de un tratado de libre comercio con la Unión Europea. En este sentido reitera que se mantendrá la relación actual y el marco jurídico mientras que dicha nación siga siendo miembro de la UE.
VII. Avanzar en la protección de los valores compartidos.- Ambas partes deberán asegurar la continuidad de una Europa fuerte y próspera; con capacidad de liderazgo global; y protegiendo sus valores, así como defendiéndose de amenazas de seguridad.

Implicaciones

La notificación efectuada el día de hoy por la mandataria británica detona el inicio del proceso por el que el Reino Unido dejará de ser miembro de la UE. De acuerdo con el Artículo 50 del Tratado de la UE, una vez realizada la notificación formal, el proceso de salida podría tomar hasta dos años. Durante este tiempo, el Reino Unido deberá continuar cumpliendo con los tratados de la UE, mientras negocia al mismo tiempo las condiciones de la separación.

Uno de los elementos principales de esa negociación será sin duda la nueva relación comercial que se establecerá entre el Reino Unido y el “mercado común europeo” (uno de los grandes logros de la Unión Europea que permite la libre circulación de bienes, servicios, divisas y personas entre los Estados miembros).

Si bien el Reino Unido podrá negociar el mantenimiento de diversos acuerdos dentro de la UE, éste no será el caso para los diversos tratados de libre comercio que la Unión ha venido negociando con terceros países en los últimos años, así como respecto de las negociaciones actualmente en curso. Así, el Reino Unido dejará de formar parte de estos tratados en la fecha en que entre en vigor su salida de la UE.

Asimismo, en el caso de la Organización Mundial del Comercio, actualmente las relaciones comerciales del Reino Unido con los países miembros de la Organización se rigen por el Arancel Externo Común de la Unión Europea. Esto es, el Reino Unido no tiene establecido aranceles consolidados propios, por lo que previo a su salida deberá negociarlos con todos miembros de la OMC.

En el caso de México, la salida del Reino Unido de la UE implica lo siguiente en materia comercial:
• Esta nación ya no será parte del “Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación entre México, por una parte, y la Comunidad Europea y sus Estados miembro, por otra”, también conocido como Acuerdo Global que contiene disciplinas en materia de comercio, cooperación y diálogo político.
• En particular, en materia comercial, las relaciones entre México y el Reino Unido dejarán de estar reguladas por los dos instrumentos jurídicos emanados del Acuerdo Global, también conocidos como TLCUEM:
o La Decisión 2/2000 del Consejo Conjunto UE-México.- Contiene las disposiciones que regulan el comercio de bienes, desgravación arancelaria, reglas de origen, procedimientos aduaneros y de verificación, reglamentos técnicos, medidas sanitarias y fitosanitarias y salvaguardas; compras del sector público; propiedad intelectual y un procedimiento de solución de controversias. Ésta entró en vigor el 1 de julio de 2000.
o La Decisión 2/2001 del Consejo Conjunto UE-México.- Contempla las disciplinas que regulan el comercio de servicios; inversión, propiedad intelectual y un procedimiento de solución de controversias. Entró en vigor el 1 marzo de 2001.
• Este país no participará en las negociaciones que actualmente se están llevando a cabo entre México y la UE para modernizar el TLCUEM.

Ante la eventual denuncia del Reino Unido del TLCUEM las autoridades de México y el Reino Unido tendrán que negociar un tratado de libre comercio con objeto de preservar las preferencias arancelarias y las disciplinas previstas en el Tratado.

Si bien esta no es la primera ocasión para México en que uno de sus socios comerciales deja de ser parte de un tratado de libre comercio suscrito con esa nación (Venezuela y Bolivia ya lo hicieron en 2006 y 2010, respectivamente).
El presente caso es muy diferente: la terminación del TLCUEM con el Reino Unido obedecería a que su población está en desacuerdo con diversos asuntos relacionados con la injerencia de la Unión en diversos asuntos de política de empleo, migración y medio ambiente. No se debe a cuestiones comerciales.

No obstante que EE.UU. es el principal origen de las importaciones, así como destino de las exportaciones mexicanas; los países miembros de la Unión Europea ocupan el tercer lugar de las importaciones y el segundo destino de las exportaciones de México —una participación de 11% y 5%, respectivamente—.

Durante el periodo comprendido entre 2000 y 2016 las importaciones mexicanas procedentes del bloque europeo crecieron 169%. En ese último año, Alemania fue el principal proveedor europeo al mercado mexicano con una participación de 33%. El Reino Unido ocupó el sexto lugar con una participación de 5%. Por lo que respecta a los envíos mexicanos al bloque, Alemania y España fueron los principales destinos de los productos mexicanos con una participación de 20% y 17%, respectivamente. El Reino Unido se posicionó en el tercer lugar con envíos superiores a los 3 mil millones de dólares—una participación de 17%—.

En específico, los principales productos importados al mercado mexicano desde el Reino Unido en 2016 fueron: whisky, motores para vehículos, transistores, medicamentos, cueros y pieles, entre otros. Por otra parte, entre los principales productos mexicanos enviados al Reino Unido en 2016 encontramos: oro en bruto, vehículos ligeros, ejes para vehículos, procesadores de datos, cerveza, entre otros.

Fuente:

(29/03/2017). “Inicia Reino Unido proceso formal para retirarse de la Unión Europea”. IQOM Inteligencia Comercial, S.A. de C.V., Sistema de Inteligencia Comercial IQOM (www.iqom.com.mx)

Para ver más análisis, estadísticas y fuentes oficiales, ingresa al Sistema IQOM
MAPA DE SITIO HOME
Noticias Recientes
Acceso a clientes
NOTICIAS PRODUCTOS
Suscripciones
Servicios
NOSOTROS
Empresa
Socios Fundadores
NUESTROS CLIENTES PRENSA CONTACTO
Oficinas
Forma de contacto
Aviso de Privacidad  |  © Todos los Derechos Reservados   |  IQOM Inteligencia Comercial, S.A. DE C.V.  |  Prohibida su reproduccion parcial o total  |  info@iqom.com.mx
s